No me pidas que te siga en Facebook o Twitter

Cada vez es más frecuente. Cruzo frente a un aparador en cualquier centro comercial y me encuentro que las tiendas tienen enormes logos de Facebook o Twitter con sendos “Síguenos“. Entonces me asalta una pregunta ¿Por qué rayos tendría que seguirte?

Por que no debes pedir likesEn teoría, la web 2.0 vino a alterar el paradigma de comunicación publicitaria en donde ahora los usuarios prefieren estrategias de pull en vez de push. En otras palabras, los consumidores están hartos de ser invadidos por publicidad y prefieren ser ellos quienes inicien el contacto con las marcas a través de búsquedas online generalmente. Por ello hoy la estrategia de content marketing se vuelve particularmente indispensable.

Si esto es así… ¿por qué una marca debería hacerme una invitación a su Facebook o Twitter? ¿Es para que nuevamente tenga un canal en donde me atiborre de sus promociones insulsas de las que ya no quiero saber más? Si cada vez que una marca (vía poster, aparador o panfleto) me dijera “sígueme”, yo le hiciera caso, seguro es que mi social media se convertiría en una feria publicitaria, como hoy son muchos correos, atascados diariamente de spam.

Las marcas no han comprendido que el cliente hoy NO quiere publicidad. Tampoco quiere ser nuestro “amigo” ¡Qué cosa más estúpida pensar que alguien quiere ser amigo de una marca de calcetines, por ejemplo! ¡Y no tengo nada en contra de los calcetines!

No me digas qué puedo darte, dime qué puedes darme

Los usuarios de hoy buscan experiencias, emociones, innovaciones, “how to do´s”, herramientas… beneficios de las marcas en social media… NO publicidad. De modo que aquí un consejo para cualquier empresa: No me digas “Sígueme”… Dime qué puedes darme, qué posees de diferente, qué huecos puedes cubrir; y por favor, ahórrate el término “promociones” porque es obvio que me las enviarás, pues de cualquier forma tratarás de venderme y lo acepto de buen talante pero más allá de eso ¿qué tienes?

Pedir un burdo “like” o “sígueme” es como solicitar un beso… Si le gustas, te lo dará sin pedirlo. Si no, sólo harás el ridículo. Twittea esta frase.

La prueba de fuego es ¿Qué empresas estarán lo suficientemente avezadas en el tema como para saber responder y no seguir pensando que la medida de éxito de su negocio en social media son likes y followers?

Deja un comentario

comment-avatar

*


+ tres = 6