Qué es el open rate en tu email marketing

Qué es el open rate en tu email marketing


Qué es la tasa de apertura en tu e-mail marketing y qué factores la influyen; además 2 recursos gratuitos para aprender sobre el tema ¡Úsalos!

La gran mayoría ama las redes sociales, y eso está perfecto… son fantásticas; pero construir una estrategia de contenidos basado en ellas es construir una casa en tierra rentada; es decir, en cualquier momento puede llegar el dueño y arrebatártela porque en última instancia… le pertenece. De modo que mi consejo es, usa las redes sociales para construir awareness, posicionamiento, viralidad… pero a la hora de buscar conversión, respáldate con una buena plataforma de contenidos y una sólida base de datos para e-mail marketing, construida orgánicamente y depurada periódicamente.

Una base de datos sólida te permite enviar un mensaje el día que quieras en el momento que lo desees y sabes qué… Tienes la seguridad que tu destinatario verá ese mensaje; tal vez decida no abrirlo (depende qué tan bueno sea tu subject) pero lo verá; no dependes de si estaba conectado en ese momento revisando su streaming o su muro, tampoco dependes de que pagues por ello… porque prácticamente lo que estás haciendo es enviando contenido hasta su correo electrónico. Ésa es la gran bondad del e-mail marketing… entre muchísimas otras que puedes conocer en este e-book gratuito donde 11 expertos te lo explican de forma clara y directa con consejos, estrategias, tips y anécdotas.

Qué es open rate

Claro, ahora te preguntarás —Bueno, estadísticamente ¿cuál es la tasa de apertura?—

Y la respuesta es que… Espera, para los que aún no sepan que es tasa de apertura les diré que es el porcentaje de correos abiertos del total enviado. OK, una vez aclarado el concepto, viene la pregunta ¿cuál es esa tasa? La realidad es que es variable por muchos factores: industria a la que pertenece tu negocio, horario de envío, país, software, etc. Además déjame añadir, que más que preocuparte por cuántos abren tus correos, hay que fijarse cuántos ejercen una acción después de hacerlo, es decir, cuántos dan el click siguiente… pero vayamos por partes y respondamos algunas preguntas que seguro te surgieron después de leer lo anterior.

¿Hay alguna correlación entre el horario y la apertura?

La respuesta es absolutamente sí. La tasa de apertura, también conocida como Open Rate y los horarios de envío de la campaña o newsletter están ligados. Si bien la mayor cantidad de correos suelen enviarse en horario laboral (de 9 a 18 horas) te sugiero no desechar el horario no laboral, ya que muchos usuarios revisan con mayor tranquilidad y atención su correo en ese tiempo, es decir, cuando ha terminado su día o incluso en su sillón o cama durante la noche. Además, como norma de marketing te diría: si todos hacen A… ¿no llamarías la atención haciendo B? En otras palabras, vale la pena que hagas pruebas con tus horarios para ver cuál es el mejor para tu open rate.

¿Y el día?

La respuesta suele ser la misma… Aquellos negocios que tienen envíos diario, como algunos newsletters podrán notar que hay mejores días en la semana para las tasas de apertura y por ende para los clicks. Otra vez, aquí la lógica nos dice que los días laborales son el momento óptimo para enviar campañas, pero… los extraños y raros a veces suelen ser más interesantes que los lógicos ¿o no? De hecho, imagina: los fines de semana es una excelente oportunidad para destacarte del resto al ser el nicho con menor competencia; pero bueno, si insistes, te diremos que especialmente el martes, miércoles y jueves son los días en que el open rate es más alto estadísticamente.

¿El país influye?

Claro que sí. Si tienes un negocio local, esto no te debe preocupar, pero si tu mercado es internacional, podríamos decirte que México, Argentina, Estados Unidos, España, Brasil y Chile tienen altas tasas de apertura. Lo ideal aquí sería segmentar, cosa que puedes hacer de manera muy sencilla si cuando solicites la suscripción a la base de datos en tu sitio de contenido, agregas la casilla país en el formulario, que no debe ser muy extenso porque los usuarios no tienden a llenar mucha información, no obstante el país es importante.

¿Y la industria?

También es un factor a considerar. No es lo mismo enviar un newsletter a una base de científicos que a un mercado turístico o uno financiero; cada uno tiene sus propios comportamientos. Un promedio de todas las industria podría oscilar entre el 20% y 30% de apertura.

¿Qué más debería considerar para una buena tasa de apertura?

Personalmente creo que el factor primordial es un subject extraordinario. Si te llega un mail donde el asunto despierta verdaderamente tu atención, es muy probable que termines abriéndolo. El consejo es entonces que pienses detenidamente qué dirá esa línea para persuadir a tu lector… línea que por cierto, no debe ser mayor a cincuenta caracteres e idealmente debiera ser de 30; esto porque cada vez más los usuarios leen sus correos desde sus smartphones, lo que acorta considerablemente el hecho de que pudieras comunicar un mensaje largo.

Y claro, la pregunta final:

¿Es caro?

Y la respuesta es que NO, el e-mail marketing es una de las herramientas con mejor costo-beneficio, de verdad. De hecho, para cualquier mercadólogo, no usarla es casi un pecado si es que tiene contenidos en la red. En este marco te diría que incluso algunas compañías tienen programas de envío increíblemente generosos; Mailrelay, por ejemplo, la compañía que editó el e-book que arriba te recomendé, tiene un plan gratuito para bases de datos de hasta 15,000 usuarios. Mejor, imposible.

Conclusión

Como verás, el e-mail marketing es un instrumento con muchas más bondades que complejidades; aprender a usarlo muchas veces es intuitivo dependiendo del software pero es sin duda alguna, el ariete con el que muchos mercadólogos que están haciendo marketing de contenidos, se están abriendo paso en sus segmentos, de modo que ¿qué esperas para aprovecharlo?

Deja un comentario

comment-avatar

*